8.1.15

Je suis Walter

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Lástima que un simple vidrio te separe de la inmensidad que esta ahí, la luz y el mar.

Muchas gracias por ser y por hacer.

Javier

Anònim ha dit...

En la oscuridad se percibe con mayor claridad la luz. En ella es la guia que nos indica el camino. No hemos de temer a la oscuridad cuando exista una luz por pequeña que sea. Y cuando no hay luz, debemos de ser nosotros quiénes iluminemos el camino, porque el recuerdo de esa luz perdida puede brotar en nosotros si realmente nos empeñamos en hacerlo.

Javier

Toni Ibanez ha dit...

Heráclito decía que el Sol es nuevo cada día (fragmento DK-6). Me gustaría pensar que también lo es la esperanza.