13.6.16

Vida creativa

Hacer, Tener, Querer, Ser... Son infinitivos no definitivos... Lo que hacemos, por mucho que nos guste, nos acaba cansando... Lo que tenemos, por mucho que nos guste, nos acaba sobrando... Lo que queremos, por mucho que nos guste, nos acaba asqueando... Lo que somos, por mucho que nos guste, nos acaba angustiando... Hay que huir de lo que somos, de lo que queremos, de lo que tenemos, de lo que hacemos... Hay que huir de lo conocido, es decir, de la puta "zona de confort" en la que nos confina el miedo... Solamente seremos libres si renegamos de lo que hacemos, tenemos, queremos y somos... Hay que renacer miles de veces huyendo de lo que nos atrapa... Huir siempre para renovarse... Huir siempre para abrazar horizontes nuevos... Un huir que es un buscar... Vivir para lo insólito y para lo inédito... El resto es rutina, parálisis, decadencia, aburrimiento...

1 comentari:

Anònim ha dit...

Reinventarse o morir de hastío en una vida encorsetada de bienestar y de falsas satisfacciones. Orgasmos efímeros que nos consuelan y nos conducen al vacío sin darnos cuenta. La zona de confort es el espacio de los cobardes, de los zombies, los débiles y todos aquellos que creen que la vida reside en la longevidad y el bienestar, en vez de la emoción y la aventura permanente, el arriesgarse, el estar dispuesto a perderlo todo por lo que amas. Sólo perdiéndote a ti mismo puede llegar a renacer, sin nada, despierto y comprender de nuevo que todo puede suceder...

Un abrazo,

Javier