29.8.09

Amor, la luna

Amor, la luna, cascabel de plata,
tu pelo entre mis dedos, todas las noches
hasta que nos despierte el alba.
Vuelve tu mariposa a mi casa.
Se posa donde siempre y reposa.
No habla.
La miro y sé que eres tú,
tímida como el primer día,
blanca y callada.
El aire se enfría, septiembre que llama,
racimos de locura en copas de esperanza.
Quiero volver a verte.
Quiero ser fuego para tu escarcha.
Aunque sea imposible, te amaré siempre.
La flor perfumada de tu alma, el beso insuperable.
Amor, la luna, los grillos cantan,
el mito que inventamos aquella noche sagrada.
Tu mariposa quieta junto a la ventana.
¿Qué dicen de nosotros los astros y las cartas?
Quiero volver a verte.
Aunque sea imposible, te amaré siempre.
Nada como tu risa, tus ojos, tu calma.
Tu pelo entre mis dedos.
Amor, la luna, mi corazón aguarda.

2 comentaris:

Arcangelo ha dit...

Moltes vegades obro aquest blog després d'haver pensat que maco estava el cel. I el millor de tot és que aquest poema guanya molt sentit pel dia en que està escrit. I que no en tornarà a tenir tant fins d'aquí un any exacte.

Poesia estacional? Cada dia pot ser un poema...

Toni ha dit...

Això de l'any exacte no ho acabo de "pillar", un pèl esotèric... Tu sabràs per què dius.