10.12.13

Transformacions

Muchas personas no entienden que la vida de otros se transforme, porque siguen en el mismo lugar de siempre, haciendo lo mismo que siempre han hecho, siguiendo a personas que llevan haciendo lo mismo generación tras generación...
Camines dins la boira en direcció sud, seguint el canal de Pinyana fins a la via de l'AVE, després gires amunt cap a Montagut, travesses la plana de la Cerdera, i camí del Graó avall fins Alpicat. 16 km. La temperatura frega els zero graus. Malgrat els guants, els dits se't glacen i t'has de posar les mans a la butxaca. Borden els gossos. Dos llops se t'acosten i et llepen els peus. És a partir del km 10 que la ment comença a clarejar. Encara hi ha pomes als arbres, també ametlles. Ja tens dinar. 

Passi el que passi, hi ha la certesa que el sol tornarà a sortir. Poster demà o demà passat o l'altre. I no t'atures. Mai no t'atures. Aturar-se és morir de fred o d'avorriment o de desídia. Aturar-se és claudicar.

Quan t'adones que en un lloc ja no pots créixer més, te'n vas. Abandones la "zona de confort" i et llences sense por a la novetat. Tot allò que coneixies se t'havia quedat petit i necessitaves horitzons com l'aire que respires. Enrere queda una altra etapa de la teva existència, sempre en constant transformació. 

Se te'n refot que no t'entenguin. Se te'n refot el que diguin o el que pensin. ¿Qui són ells per a jutjar-te, si sempre han estat on són, si sempre fan el mateix, si estan cagats de por amb la sola idea d'haver de canviar un mil·límetre la seva vida rutinària i previsible? Són els que volen empetitir-te, limitar-te, engabiar-te. Bye bye.

Camines dins la boira pels mateixos confins de la infantesa. El nen ha sobreviscut amb prou feines a tota l'allau de dogmes i preceptes que volien soterrar-lo. És el mateix nen que ara juga a ser i a deixar de ser allò que semblava que era, a fer i a desfer allò que semblava que feia. Perquè res no és estable ni definitiu. Res. Ni la matèria ni l'energia ni les vides realment viscudes, veritablement espremudes en totes les seves possibilitats.          

I no t'atures. Mai no t'atures. Aturar-se és morir de fred o d'avorriment o de desídia. Aturar-se és claudicar.

8 comentaris:

Anònim ha dit...

Transformarse no es acaso desprenderte del equipaje adquirido en tu vida, buscando la inocencia perdida,. La consciencia de quien realmente vive el ahora?

Javier

Anònim ha dit...

I on et porta tant fugir? Creus que les coses se solucionen fugint?

Toni Ibanyes ha dit...

Querido Javier, me temo que la inocencia perdida ja no és recuperable (como Adán no puede echar atrás y descomerse la manzana). Lo que sí és posible es alcanzar una "segunda inocencia" (así la llamo yo), a través de las diferentes transformaciones vitales hasta lograr (como tú bien dices) la Conciencia de lo Presente, a sabiendas que este presente nunca es ni puede ser estático. O mejor dicho, por ser Presente Puro se halla fuera del tiempo. Las transformaciones, por tanto, nos conducen hacia nosotros mismos, hacia el núcleo primigenio de los que somos (hay que deshacerse de muchas capas como la cebolla). Ese núcleo esencial es Lo-Sí-Mismo, es decir, lo Divino.

Toni Ibanyes ha dit...

Anònim(a), normalment els que critiquen la fugida són els que no poden fugir. Que deu ser el teu cas, oi?

Anònim ha dit...


El que ha caminat aquest petit buda...

Toni Ibanyes ha dit...

I el que caminarà............................................................................................................................. :)

Isabel H. T. ha dit...

amigo querido...a ver...¿cómo se salta ese muro que te pones ?y no es,para nada querer invadirte,No, sólo comprenderte.Muchas veces ne da la impresión de que escapas de tí mismo,que hay un núcleo en tí que temes y crees que andando y andando sin rumbo,en condiciones adversas muchas veces, podrás encontrar eso que buscas (¿?).No has pensado, o mejor dicho, no has querido pensar que los caminos que necesitas recorrer están dentro de tí? Somos unidades completas, recuerdas? SUBSTANCIA. Si eres extraño en tu propia casa, no reconocerás lo que la rodea. Caminarás y caminarás y volverás a empezar de nuevo.
No sería oportuno sentarte tranquilo en el lugar que elijas, y tratar de escucharte de conocerte a fondo sinceramente, aunque duela quizás, pero curando, sanando cosas que de pronto no has advertido, pero que están( como en todos)tú piensas que quedarán por esos caminos que recorres y ya no te molestarán más?
Sería mejor,creo, que pudieras viajar para disfrutar de todo lo que te rodearía, sin estar buscando respuestas que están en tí Entonces verías los árboles,las montañas,el cielo el camino, mucho más lindos.
Lejísimo de mi intención invadirte
Te respeto por sobre todo, sólo quiero entenderte y verte feliz.

Toni Ibanyes ha dit...

Querida Isabel, confiesa que no puedes evitar que te salga "la madre", ese instinto de protección que vela por el niño, que quiere ayudarle... Me honra, de veras, tu celo. Sin embargo, madre ya tengo una (la adoro, por supuesto) y tengo edad suficiente para andar a mi bola y equivocarme como me plazca. No hay caminos mejores ni peores. Está TU camino y luego el resto de caminos de los otros... Déjame ser niño. Déjame perderme de nuevo. Dame alas. No me asesores. Tampoco te tomes la molestia de entenderme. Déjame ser como soy, sin interferir, con respeto. Soy el ser más imperfecto del mundo, però es mi querida imperfección, la mía. El niño no tiene miedo aunque la niebla sea espesa. El niño conoce la senda hacia su árbol preferido donde contruyó una cabaña pequeñita. Déjalo ser. Déjalo volar. Ámalo sin juzgarlo. La niebla está fuera y el sol adentro, en su corazón, ardiendo. Gracias. Gracias. Gracias.