7.1.15

Je suis Charlie

4 comentaris:

Isabel H. T. ha dit...

Sólo lo que he dicho muchas veces antes..." qué fue primero, el huevo o la gallina?" Cuándo aprenderan unos y otros a respetarse? Acaso esos dioses se sienten mejor, más felices.más orgullosos de sus seguidores viendo que (repito)unos y otros no han entendido nada de lo que esos dioses pregonaron...
En todos los libros que ,unos y otros leen,están las palabras Amor,Perdón y Paz.. o me equivoco? Diría entonces: las provocaciones ( como todas las provocaciones) están demás, y provocan la represalia, también demás, no soluciona nada,no es la solución sólo trae MÁS violencia...es muy, pero muy triste todo esto.Es lo opuesto de lo que deberían haber entendido, si realmente oyeran a su dios...unos y otros ...

Toni Ibanez ha dit...

És un dia trist per a la humanitat en general, més enllà de creences, déus o religions. No cal provocar la ira innecessàriament, ni en nom de la llibertat d'expressió ni en nom de res. Es pot fer humor sense ofendre, sense insultar. Els fanatismes són inevitables, com la irrupció de l'odi en situacions extremes. Jo no tinc cap solució. Contra la barbàrie, educació. Tot i que de vegades dubto si mai hem aconseguit superar el nostre cervell reptilià, els instints més bàsics. La racionalitat i la civilització són un invent molt recent, provenen d'una fina capa d'escorça cerebral i, socialment, dels valors de la Revolució Francesa (FRANCESA, com l'objectiu de l'atemptat). Què fas davant un tsunami o un terratrèmol? Plorar? Escriure? Lamentar-te? Això ve a ser una mica el mateix...

Anònim ha dit...

Es el preludio de un acontecimiento mayor. Son las señales que empezaron hace mucho, y que un día estallara de lleno y sin vuelta atrás. Nuestra civilización europea y burguesa entona el canto del cisne. Las formas extremistas de violencia tienen su origen en las personas que han sufrido y sufren la explotación de las grandes potencias occidentales. De gente que no ha recibido ningún tipo de misericordia y se refugia en credos que le dan sentido a su vida y a las injusticias que de pequeño ha soportado. Difícilmente alguien dichoso se muestra violentó.

Hoy es un paso más hacia lo irremediable, lo irreversible. Sólo desde el reparto equitativo de los bienes y darse verdaderamente cuenta de que todos los recursos son de todos, sin fronteras, podríamos llegar a avanzar en el diálogo. Compartir es la palabra que debe ser puesta en acción.

Es despreciable el atentado, pero hemos de preguntarnos por que unas personas jóvenes y aptas se hacen terroristas. Nuestra sociedad de confort ha sido despreciada por ellos, incluso por nosotros, ya que nos ha vuelto hedonistas, consumistas y seres vacíos. Somos como una jauría de lobos domesticados al que le han quitado su libertad, el ser salvaje.

La nuestra es una sociedad sentenciada, y que se ahoga en sus propios excrementos. Si quieres ser libre, debes desterrarte y aceptar la indiferencia de los demás.

Un abrazo


Javier

Toni Ibanez ha dit...

Algo de sabiduría hay en el autoexilio (epicúreo, taoista, eremítico...) Luego vienen otros gritando que hay que ser solidarios en lugar de solitarios, que Podemos cambiar el mundo, que la sociedad nos necesita, que bla bla bla... Hay algo de sabiduría en el autoexilio.